3 Cosas que aprendí de Gregg Popovich

CreceDestacadosReflexiónTodos

Algunos no tienen idea quién es Gregg Popovich. Les aclaro, es un entrenador de Basquetbol en la NBA con el equipo de Los Spurs, es actualmente considerado por muchos el mejor entrenador de la NBA. En esta temporada me ha enseñado algunos principios que pueden ser aplicables a cualquier aspecto de la vida.

La NBA tiene un equipo fenómeno que está logrando una cantidad de victorias con un dominio poco visto en cualquier deporte. Este es Golden State,  previendo Popovich, que si quiere ganar el campeonato tendrá no solo que enfrentarse contra Golden State sino que deberá ganarles 4 veces para coronarse. Un buen entrenador se prepara para la batalla que sabe deberá enfrentar, para ello él ha logrado 3 cosas que pudieran asegurarle la victoria. No les daré números estadísticos porque no es un artículo deportivo, intentaré que mi lenguaje sea lo más llano posible para los que no conocen el deporte.

“La carrera de la vida, amor y fe no es de quien llegue primero sino de quien llegue hasta el final”

A tu propio ritmo de juego: Una característica de su rival es el juego rápido, son expertos moviendo rápidamente la bola de un lado a otro de la cancha, y mientras todos los demás equipos intentan jugar a la misma velocidad que Golden State, la estrategia de Popovich ha sido hacerse experto en su propio ritmo de juego que es más lento; si alguien quiere jugar contra nosotros lo hará a nuestro ritmo. En la vida esto también sucede, estamos tan angustiados por ser parte de la manada que a veces estamos corriendo a una velocidad que no es la nuestra y es ahí donde las cosas comienzan a salir mal. La carrera de la vida, amor y fe no es de quien llegue primero sino de quien llegue hasta el final. No dejes que nadie acelere o atrase tu paso en la vida, en cualquier área de ella, no se trata de llegar antes o  junto con todos los demás, se trata de hacerlo a un ritmo que te asegure que vas a llegar y lo harás bien.

Defenderte de las armas más fuertes de tu enemigo: Golden State es realmente buenos es en los tiros de larga distancia, en especial desde el frente de la cancha, la estrategia para esto ha sido que el equipo de Popovich en la actualidad es el mejor evitando ese tipo de tiros porque se han entrenado para ser buenos en ello. Si ya sabes con qué cosas puedes tropezar en el futuro, el momento para enfrentarlas no es luego sino ahora, debes comenzar a entrenar para vencer lo que sabes te pude vencer a ti, si eres malo administrando dinero quizá es tiempo de tomar algunos cursos o leer sobre auto-administración, si tu problema es sexual, podrías sacar de tu habitación todo aquello que te hace activar ese tipo de deseos, eliminar las redes sociales o perfiles de personas que sabes te afectan más que otros y distraer tu mente en otras cosas que te gusten. El punto es que cuando tu debilidad llegue se dé cuenta de que ahora eres fuerte y has aprendido a combatirla.

No héroes solitarios: Esto es algo que me sorprende de Popovich, a pesar de que en su equipo tiene jugadores buenos, ninguno es líder en las estadísticas, de hecho no están ni en los primeros 5, en algunas de ellas no están ni siquiera entre los primeros 10. Porque cuando se trata de ganar no se necesitan héroes solitarios sino personas ordinarias trabajando como equipo, y aunque ninguno de los jugadores es líder en algo  como equipo están en segundo lugar de toda la liga y cada día más cerca de alcanzar y vencer a los que están en primer lugar “Golden State”.

No fuimos hechos para triunfar solos, cuando el ser humano intentó ser su propio héroe falló una y otra vez, dentro del Cristianismo para ganar necesitas perder esa parta de ti que te hace querer lograr todo por tu cuenta, porque quien te limpia del pecado es Cristo, y quienes te enseñan y edifican son tus líderes y hermanos en la fe, todos necesitamos reconocer que somos parte de un cuerpo donde la única cabeza es Cristo, así también en la vida siempre necesitarás una mano amiga para ayudarte a llegar más lejos, y en la fe no hay nada que puedas hacer tu solo para salvarte, solamente alegrarte de que en tus debilidades Él se hace fuerte y eso definitivamente te asegura una victoria.

2 Corintios 12:9ª Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. 

Daury Nova

www.yosoydinamico.com

Comentarios

Comentarios

Related Posts