Cargados

DestacadosReflexiónTodos

Siempre ocurre el afán, la preocupación que en ocasiones gobierna el día a día.  Creo que luchamos tanto por forjar ese carácter semejante al de Cristo que nos vemos en situaciones donde nos decimos a nosotros mismos: ¡Ay Cristo cuanto me falta para ser como tú!  Pero Nuestro Padre es tan perfecto y Su Palabra tan suficiente que nos habla en esos momentos cuando vemos nuestro carácter confrontado ante las situaciones de la vida.

Mateo 11:28-30 ´´Venid a mi todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas. Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga´´

Jesús nos hace una exhortación, una invitación por medio de este pasaje: ir a ÉL cuándo estemos afanados, cargados, y ÉL nos hará descansar. ¿Cómo haremos esto? Le preguntamos al texto,  y responde Jesús: llevando mi yugo y aprendiendo de mí que soy manso y humilde, y entonces como resultado encontraremos descanso  a nuestras almas. ¿Por qué razón? Porque Su yugo es fácil y ligera Su carga.

En aquellos tiempos Jesús andaba por las calles dando vista a los ciegos, sanidad al enfermo, los cojos andaban y aun así muchos se preguntaban ¿quién era este que hacia milagros, aquel a quien muchos juzgaban por sus acciones y aun así permanecía en paz? Leemos en Marcos 10:21-22 el cual es un pasaje paralelo (es decir, un pasaje que expresa el mismo contexto) que Mateo 11

 ´´En aquella misma hora Jesús se regocijo en el Espíritu  y dijo, yo te alabo, oh Padre… porque escondiste estas cosas…  me fueron entregadas por mi Padre y nadie conoce quien es el Hijo sino por el Padre…´´

Jesús se regocijaba en estas cosas, ¿Cuáles cosas? el Poderoso Evangelio de Cristo, de Su Padre; las cuales solo las conoce quien conoce a Cristo; aquel que te invita a ir a Él cuándo estés cargado, a aprender ese yugo que es de carga ligera, fácil, lleno mansedumbre y humildad. Es decir, no mires la situación, regocíjate en conocer Su evangelio, Él vino a darte salvación, paz incomprensible, si crees en Él.

En fin cuando estemos en esos momentos de estrés, ansiedad, preocupación, vayamos a Él, no te está garantizando que los problemas o las situaciones que te llevan a sentir así van a desaparecer, sino que dará descanso a tu alma y no hay mayor satisfacción que tener el alma en paz, descansada cuando estamos en medio de tormentas o tribulaciones.

“un corazón de  fe es un corazón de alta negación así mismo, depende del Señor”

Para que pase todo esto tienes que tener fe en Cristo, un corazón de  fe es un corazón de alta negación así mismo, depende del Señor, PERMANECE EN ÉL en fortaleza lo cual lo hace humilde porque sabe que jamás alcanzara paz en base a su razonamiento. Es negarnos a nosotros por medio de la fortaleza que nos da el Espíritu Santo e ir delante de Su presencia diciéndole acepto tu invitación, quiero conocer tu yugo, aprender de ti, y encontrar descanso a mi alma, en Tu presencia.

SOLI DEO GLORIA

Keila De la Cruz

Embrace Jesus

www.yosoydinamico.com

Comentarios

Comentarios

Related Posts