¿Quién dijo? “Yo”

CreceDestacadosReflexiónTodos

Hace unos días como ministerio estuvimos celebrando nuestros 4 años, ¡Gloria a Dios!

En medio de todo esto pensaba en desde dónde Dios ha venido trabajando con nosotros, cada uno de los miembros del Staff, y en especial conmigo que me dio el sueño de comenzar este proyecto un 16 de marzo del 2012. En todo este trayecto nos hemos encontrado con más de un obstáculo, pero también con mucho más de una idea.

Isaías 6:8 “Y oí la voz del Señor que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí: Heme aquí; envíame a mí.”

En medio de todo este mar de cosas en la que hemos trabajado, he notado que el principal obstáculo ha sido siempre estar dispuestos. Cuando tenemos una idea generalmente también tenemos muchas excusas, cosas como; no tengo tiempo, no tengo dinero, no tengo ayuda, no tengo el conocimiento, pero la verdad es que al final todo eso se resume en un gran y contundente NO ESTOY DISPUESTO.

Esa es la verdad, si tocas un instrumento debes recordar esos días cuando no sabías ni siquiera el nombre de todas la notas, pero practicabas todos los días por horas y horas, terminabas con dolor en tu espalda o tus manos súper cansado, renunciabas a hacer otras cosas como ver televisión o salir a pasear y fue mucho esfuerzo y cada vez que creías que sabías algo te dabas cuenta de que todavía habían muchos que sabían más que tú, pero no te importaba y seguías porque estabas dispuesto a cumplir esa meta.

Y puedes cambiar el tocar un instrumento por cualquier otra meta, aprender un idioma, graduarte de la universidad, tener tu propio negocio, construir tu casa, casarte, tener hijos, conseguir un empleo o un ascenso. Todo eso se logra estando dispuesto, dispuesto a aprender lo que no sabes para llevarlo a cabo, dispuesto a dedicar el tiempo que sea necesario para cumplirlo, dispuesto a pedir la ayuda que necesitas para llegar hasta ahí o dispuesto a hasta tomar dinero prestado si fuese necesario con tal de que esa meta no se vea tronchada, porque la verdad es que no es tu conocimiento, experiencia, dinero o ayuda que va hacer que tus sueños sean realidad, sino que dentro de ti esté la determinación de llevarlos a cabo.

“si Él fue que te lo pidió, harás lo que sea necesario para cumplirlo”

Ya sabiendo todo esto, debes entonces de preguntarte ¿Qué ha pasado con los sueños que Dios tiene para ti? ¿Por qué no se han cumplido? ¿Es que acaso te ha faltado tiempo, conocimiento, dinero o simplemente voluntad? El día que Dios sea una verdadera prioridad para ti, no importa qué tan grande o difícil parezca un proyecto, si Él fue que te lo pidió, harás lo que sea necesario para cumplirlo porque estás dispuesto a hacer su voluntad en la tierra.

Hoy luego de 4 años de ministerio puedo decir que todo los proyectos en los que Dios me ha envuelto han sido posibles porque estuve dispuesto a ir donde Él me pedía, aprender lo que Él me exigía, invertir lo que Él me requería y buscar el consejo y ayuda de quien Él pusiera en mi camino, pero también debo decir que hay decenas de sueños, artículos, vídeos, eventos, libros, talleres y demás, que no se cumplieron no porque me faltó algún recurso, sino porque me falto estar dispuesto y decir “Yo lo haré” cuando el Señor preguntó quién estaba dispuesto.

Delante del llamado de Dios a hacer cosas asombrosas ¿Quién dirá? “Yo iré”

Daury Nova

www.yosoydinamico.com

Ya puedes descargar nuestra App en Google Play | CLIC AQUÍ

Comentarios

Comentarios

Related Posts