Separado – Un mito llamado Santidad 4-6

DestacadosReflexiónTodos 2 Comments

Separado - Un mito llamado Santidad 4-6¿Qué es la santidad?

¡Es una palabra que asusta a mucha gente!  Esto quizás por tener un concepto equivocado de lo que esto realmente significa.

Vemos a un Dios poderoso que hizo una creación hermosa y buena, con el hombre como obra maestra de dicha creación. Luego de cierto tiempo, por razones que no tocaremos en este artículo, el hombre decide desobedecer a Dios, desencadenando esto el pecado y el pecado la muerte.  El hombre se multiplica en la tierra y de igual forma su pecado y maldad, hasta que Dios decide exterminar por completo al hombre de una forma radical: por un diluvio.  Para salvar la raza humana, Dios escoge al único hombre que se encuentra viviendo de la forma que a él le agrada, en medio de muchos! Hombre, llamado Noé se salvó a sí mismo y a su familia al obedecer a Dios construyendo su famosa arca.  Esto del diluvio fue algo así como “este prototipo salió mal, comencemos de nuevo, desde cero”.  Y así lo hizo Dios, partiendo desde la familia de Noé.

Sin embargo había un plan. Tiempo después, el creador decide  tomar para sí un hombre en medio de muchos, para que de este saliera un pueblo grande y especial, uno por el cual “fueran benditas todas las naciones de la tierra”.  Esto que estaba por nacer, era algo grande, era algo muy especial, porque había sido seleccionado por Dios.  No se dan detalles del por qué Dios eligió a Abram (Génesis 12) para tal misión, pero el mismo sería el padre de un pueblo que viviría de manera exclusiva para Dios, uno que le adorara a él, que obedeciera sus reglas, preceptos y leyes, para vivir “apartado”.  Por eso el mandato fue “vete de tu tierra y de tu parentela y de la casa de padre a la tierra que te mostraré.  Y haré de ti una nación grande…” 

Esto mis amados hermanos es santidad: vivir apartado de los demás, vivir diferente a lo común.  Santidad no es una persona que no mata un mosquito, es uno que vive como a Dios le gusta.  Y así nos enseño el padre Abraham, a vivir donde Dios diga y como Dios diga!

Hoy Dios quiere jóvenes que vivan en santidad, con convicciones fuertes y que tengan claro lo que es vivir para él, aunque se encuentren en terreno hostil.

¡Jóvenes como Daniel, Ananías, Misael y Azarías! Aunque estuvieran bajo un gobierno pagano, vivían bajo el gobierno de Dios, porque estaban apartados.  Aunque estuvieran en tierra lejana a la Santa, su forma de vivir era una embajada de los cielos en Babilonia.  Eso es ser santo, vivían bajo las normas de Dios, aunque estuvieran en pueblo ajeno.  Estaban entre el “montón” ¡pero no se mezclaron en el montón! Su santidad los hizo destacarse en medio de muchos! Y por su santidad podían pararse frente al rey más poderoso de su tiempo y decirles que no adorarían su imagen porque su Dios podía salvarlos y aunque no los salvara, no adorarían la imagen de todas formas. (Daniel 3). Uff! Eso sí que es santidad.

“Tú eres el responsable de ser un joven que represente a Dios “a la forma de Dios” en medio de los demás”

Hoy todos nosotros somos embajadores el reino de los cielos.  No pertenecemos a este mundo, aunque estemos en este mundo.  En tu colegio, universidad o trabajo, no tendrás un ambiente favorable para vivir en santidad a Dios.  Tú eres el responsable de ser un joven que represente a Dios “a la forma de Dios” en medio de los demás.  Eso es santidad, estás aquí, pero no te portas como los de aquí.  Hay algo diferente en ti: estás apartado, separado de entre muchos, porque Cristo vive en ti.

Este es el 4to de la serie “Un mito llamado santidad” si quieres leer el no. 3 click Aquí

#UnMitoLlamadoSantidad #YoSoySanto #SantidadRadical #UrbanosUnplugged3.0

No te pierdas Urbanos Unplugged 3.0 “Santidad Radical” Más info Aquí

 

Pastor  de Jóvenes Elías Peñaló

Iglesia Triunfadores en Cristo, Santiago, R.D.

www.yosoydinamico.com

 

 

 

 

 

Comentarios

Comentarios

Related Posts